Chipiona es una ciudad prácticamente llana que permite el disfrute de la bicicleta, convirtiendo a ésta en el mejor medio de transporte para desplazarse por la ciudad.